¿Qué valor adicional puede darle Jesús a mi vida?

Jesús da vida: Sólo Jesús puede dar verdadera vida en el presente, y en el futuro ¡vida eterna en el Cielo! De hecho dijo: “Yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia” (Juan 10:10, NVI). La vida que Jesús da empieza con una vida con sentido ahora; la Biblia dice: “Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza". (Jer 29:11, NVI). Esta es la mejor parte: ¡la vida descrita mejora aún más en la eternidad!

Jesús da paz: La paz es un término que la mayoría de las veces se refiere a una ausencia de agresión, violencia u hostilidad. Además eso representa relaciones sanas con los demás. Finalmente, la paz puede ser un sentido individual de uno mismo, como en la frase “estar en paz”. Es muy interesante que la Biblia se refiera a Jesús como el Príncipe de Paz. Por medio de Cristo uno puede encontrar el perdón. “Él fue entregado a la muerte por nuestros pecados, y resucitó para nuestra justificación. En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe, tenemos paz con Dios por medio de Nuestro Señor Jesucristo”. (Romanos 4:25-5:1, NVI). El perdón da paz con Dios, paz con los demás y con nosotros mismos.

Jesús da propósito: El propósito en el sentido más general es el resultado anticipado que guía la acción. Con frecuencia se usa como sinónimo de meta u objetivo. Cuando la mayoría de la gente anhela un “propósito en la vida”, busca algo que le dé significado y una satisfacción profunda y duradera a su vida. A Jesús se le describe así en las Escrituras: “Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación; porque por medio de él fueron creadas todas las cosas en el Cielo y en la Tierra… todo ha sido creado por medio de él y para él” (Colosenses 1:15-16, NVI). Usted es parte de la creación de Dios que está llena de significado. El verdadero significado y propósito viene cuando usted hace aquello para lo que él lo creó. Jesús vivió con el mismo sentido de propósito. Él dijo al final de su vida: “Yo te glorifiqué en la Tierra, habiendo terminado la obra que me diste que hiciera” (Juan 17:4, LBLA).

Jesús produce esperanza: La esperanza se define como una espera con confianza, o con optimismo. La mayoría de la gente relaciona la esperanza con la seguridad del futuro. Jesús da esperanza al proveer verdadera seguridad. La verdadera seguridad no está en conocer el futuro. Viene al colocar nuestra vida en las manos de Jesús, quien sostiene el futuro. ¡A él se le describe en las Escrituras como nuestra “bendita esperanza”! La esperanza dada por Cristo empieza en esta vida y continúa por siempre “Alabemos al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que por su gran misericordia nos ha hecho nacer de nuevo por la resurrección de Jesucristo. Esto nos da una esperanza viva, y hará que ustedes reciban la herencia que Dios les tiene guardada en el cielo, la cual no puede destruirse, ni mancharse, ni marchitarse. Por la fe que ustedes tienen en Dios, él los protege con su poder para que alcancen la salvación que tiene preparada, la cual dará a conocer en los tiempos últimos” (1 Pedro 1:3-5).

Siga este vínculo para profundizar en el tema.